lee y difunde la palabra de los pueblos en lucha

lee y difunde la palabra de los pueblos en lucha
la guarura, sistema de la palabra libre y militante
"Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información".

Rodolfo Walsh, ANCLA (Agencia de Noticias Clandestina), 1976

31 de octubre de 2009

Nacimiento (*)



El 31 de octubre de 1942 nació el séptimo hijo de la familia Primera Rossell. El nacimiento se produjo en el viejo hospital de maternidad “Oscar Chapman”, hoy sede de las dependencias administrativas de la Zona Educativa, en Coro, la ciudad de las casas de barro, de calles adoquinadas y de edificios también de gran valor arquitectónico, méritos que la hicieron merecedora del galardón mundial de ser declarada Patrimonio de la humanidad, junto a su famoso Puerto Real de la vela, por donde desembarcó el Generalísimo Francisco de Miranda. De modo que Alí es un hijo de esta ciudad donde Miranda efectuó la famosa proclama e izó el pabellón nacional hace dos siglos.

Seguimos la pista de esos primeros años de la vida de Alí, en los que se concentran esencias que no pueden ser sino tomadas muy en cuenta para entender el sentido que le imprimirá a su vida y que se reflejará en su obra poética y especial estilo tanto de ser humano como de artista. Su prima María Magdalena González Rossell vive en la calle El Cementerio, barrio San Nicolás, entre La Paz y Palmasola, dice tener 63 años de edad y haber nacido el 29 de mayo de 1942, ser contemporánea de Alí y llevarle, pues, escasos meses de diferencia. No se trata de una prima más suya sino parte muy cercana a su familia en tanto se considera hermana de los hermanos del poeta.
De hecho nos aporta el importante dato que sus padres, Jesús Rossell y María Antonieta González de Rossell, vinieron juntos con la familia Primera Rossell desde San José de Cocodite, donde había contraído nupcias.

En su actual vivienda coriana hay varios de los primeros fonogramas de larga duración, acetatos originales autografiados por Alí, todas las dedicatorias nombran a su tía “Matoña”, a quien evidentemente su sobrino profesaba un gran afecto. La hija de ésta confiesa que cuando Alí venía a la “ciudad de los vientos” siempre llegaba a casa de su madre, ubicada en la calle Palmasola número 38. Poe ella supimos que su padre Jesús era hermano de Carmen Adela, a quien familiarmente la apodaron Tía Yeya. Su padre murió en el año1952 y cuando visitaban su tumba, Matoña le decía que la de Isidro Antonio estaba cerca de ella, por lo que este dato nos fue útil para determinar el sitio exacto donde está enterrado en el cementerio municipal de Coro.

Inicialmente Magdalena nos afirmó que Alí nació en la casa con numero 35 de la calle La Paz contigua y no en la que cuyo exterior se muestra la placa con la inscripción que indica que en aquel hogar dio sus primeros pasos, porque la primera estaba en el mal estado constructivo. Además que de allí se mudaron para otra de bahareque que estaba situada en diagonal a la calle Palmasola número 38, donde ellos vivía para entonces en una casa que tienen una rejita blanca y desde donde se mudaron para San José… Pero rectificó esas afirmaciones cuando ofrecimos el testimonio de señora Paula Ramona Sánchez, de 84 años de edad, quien vive en esa misma calle de toda la vida , en la casa con el número 24, casi en frente a la antes indicada que posee la mencionada placa. Paula considera haber sido una buena amiga de Carmen Adela a quien visitaba con frecuencia en razón de que tenía dos hijos.
En la casa contigua a la de la placa vive una hija suya.

Por ese sitio vivían otros miembros de la familia Rossell, como Custodia y Jesús Rossell, que murió en un accidente a poco de empezar a trabajar en la compañía petrolera, donde trabajaba. También Willian , conocido por el Abuelo quien nos introdujo la duda acerca del lugar exacto en que vivieron los esposos Primera y Rossell.

Paula recuerda al mayor de los hijos de la pareja Primera Rossell: Asisclo, a quien describe para entonces con una altura de un metro aproximadamente y que estudiaba en el grupo, es decir, en la escuela Juan Crisóstomo Falcón. “Carmen Adela le planchaba sus batas almidonadas y blanquitas a Asisclo para que fuera para el colegio temprano”. Asisclo se parecía mucho a su padre: alto, narizón, simpático, trigueño.

En la humilde vivienda de bahareque habitada por su familia en la calle Palmasola número 53, fue donde realmente el niño Alí dio sus primeros pasos en la vida. En este momento existe otra casa de vivienda, construida luego de que aquélla fuese derruida. Paula Sánchez, de 84 años de edad y excelente amiga del matrimonio, nos atestigua que pronto la familia se mudaría para la calle La Paz, situada detrás de la Cárcel de Coro, en cuya fachada exterior fue colocada una lápida con la siguiente inscripción: “En esta casa vibraron los primeros cantos del niño nacido en la maternidad Oscar Chapman el 31 de octubre de 1941 y quien con el nombre de Alí primera se erigió en patrimonio de los humildes en toda Latinoamérica. Aquí aparece un asunto que me ha suscitado duda: el de la fecha de nacimiento del poeta antes apuntada, la que incluso él ratifica de puño y letra en el documento que rellenó en Cuba y que incluimos en el presente libro. Para el poeta, periodista y pintor Héctor Hidalgo Quero, sin embargo el año de su nacimiento es 1942.

El propio autor de techos de cartón nos ha proporcionado el testimonio de su propio nacimiento: “Yo nací en Coro, en la ciudad mariana que llaman, mis padres venían huyendo de la sequía de Paraguaná, con un cuadro de hijos, como decía mi madre, venían con seis y nacimos Héctor y yo en Coro, fuimos los únicos que nacimos en una maternidad, los demás nacieron asistidos por Mama Pancha, mi abuela. Cuando yo tenía tres año mi padre murió siendo policía, de sos especiales, que hacía que esos presos hicieran juguetes para sus hijos, y para algunos presos amigos hacía mi madre una vez a la semana un almuerzo. Mi padre según me cuentan, murió en un tiroteo, dentro de la cárcel, él salió a un pasillo a escuchar los tiros y recibió un balazo”. (Suplemento de el Falconiano, mayo, 1985.)

Les puedo jurar que nunca he escrito una canción adrede. Que jamás
he cantado una canción como encargo visceral de mi posición ideológica.
Algunas veces mi canción anda dando brincos en el pedregoso camino del
panfleto, otras, tiene el humilde vuelo de una sencilla poesía,
sin mas pretensión que la de comunicar mi solidaridad con el ser humano.
A veces sucumbo ante la rabia con la misma fuerza que lo hago ante
la ternura, pero simpre como una respuesta espiritual y no como una reacción
endocrina ante la realidad.
Rabia y ternura estimulan mis ganas de combatir y en el Tio-vivo de la
vida, siempre me han gustado el caballito azul del amor y el blanco de
la libertad. Por ellos, siempre cabalgaré en el caballo rojo del combate.

Alí Primera.


(*) Tomado del libro ALÍ PRIMERA, padre cantor del pueblo, de José Millet.


No hay comentarios: