lee y difunde la palabra de los pueblos en lucha

lee y difunde la palabra de los pueblos en lucha
la guarura, sistema de la palabra libre y militante
"Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información".

Rodolfo Walsh, ANCLA (Agencia de Noticias Clandestina), 1976

25 de enero de 2009

¿Qué es el la enmienda? la radicalización de un sueño revolucionario o la perpetuidad de "unos" en el poder

Roland Denis

Decían unos compañeros (as) de los sindicatos de base de la administración pública en Caracas que les está costando mucho convencer a la gente de ir a votar en esta jornada en favor de la enmienda constitucional. Las razones muy sencillas: el gobierno no está respondiendo a las expectativas de los trabajadores. Cinco años esperando por la discusión de un contrato marco de la administración pública esto ha sido imposible, por el contrario, ahora están imponiendo normativas laborales por todos lados sin discusión alguna con la base de trabajadores.

Hay una cosa que me llama mucho la atención y que dice de sobra de un profundo debilitamiento de la autonomía como de la disposición de lucha del movimiento popular en su conjunto. Esta iniciativa de enmienda fue una ocurrencia personal de Chávez y exclusivamente de él, poniendo todo lo que es su proyecto político a lo que resulte del mismo. Dejemos de lado las consideraciones sobre la conveniencia o no del referendum como tal y su objetivo político que es la reelección y vamos a algo mas profundo. ¿Si efectivamente el SI es sí a la continuidad y profundización del proceso revolucionario, lo es en que medida?. Si lo es por el personaje en sí y su necesidad absoluta en el poder, entonces esto es un fraude político descomunal que las propias dirigencias populares estamos cociendo para nuestro propio peculio político. Es a nosotros y a ningún pueblo a quien le conviene la permanencia de Chávez en el poder. Chávez es el NO al retorno de nuestros enemigos políticos al poder y nada más. De eso saben bastante los actuales cabecillas del chavismo. Pero bien, si no es el personaje porque ya saltamos la etapa del caudillismo, ¿entonces qué es?, ¿qué es lo que aquí se está debatiendo políticamente mas allá del negativismo argumental que supone el argumento ¡para que no regresen los escuálidos, -o se afiance la derecha endógena- la única garantía es Chávez!?. ¿Es que estamos atados hasta tal punto a una batalla meramente simbólica entre "Chávez" y "escuálidos", que nadie es capáz de anteponer a cualquier movimiento de poder su propia carta de lucha?. Si es así entonces el "poder popular" es otro fraude nuestro, porque no es capáz, más allá de los personajes y factores que se mueven alrededor del poder consituido, de anteponer la misma carta constituyente y de lucha que el conjunto de los poderes populares supuestamente han de enarbolar.

Hector Navarro, probablemente uno de los los ministros de mayor estatura intelectual y moral del gobierno, nos dice hoy junto a un conjunto de muchachos en manifestación ¡el futuro es bonito por ello va a triunfar el sí!. Bien mi hermano, que las fuerzas que mueven la vida lo oigan. ¿Pero cómo es ese bonito?, ¿vamos o no vamos, construyendo Otra Polìtica, a dibujarlo bien clarito, y "desde abajo" ponerle bien en claro a "los de arriba", cuales son nuestras condiciones de apoyo?. Porque esta situación condicionante no ha terminado de manifestarse con fuerza, viene pasando una cosa particularmente peligrosa, y es que toda una cantidad de caciques de la politiquería oficial de repente se están dando cuenta que bajo esta actitud pueden hacer estrictamente lo que les da la gana con nosotros y lo que que les da la gana con las propias decisiones de gobierno empezando por burlarse de las medidas revolucionarias que el propio Chávez se la pasa decretando.

Esto pasa concretamente en:

Todo lo que son las medidas de control y contraloría social
La profundización de la revolución agraria, en estos momentos estancada
La extensión de las medidas de control obrero y desarrollo de empresas de control social que cada vez mas son sustituidas por la patronal burocrática
El total estancamiento de las medidas de otorgamiento de la territorialidad indígena, sustituida mas bien por la persecución a los compañeros Yukpa en resistencia
El estancamiento de la reforma urbana sustituida por un proceso permanente de persecusión a la insurgencia urbana y legitimar la especulación inmobiliaria sin límites
El total hermetismo de ministerios e instituciones donde ya no hay la posibilidad de debatir absolutamente nada en forma abierta, crítica y revolucionaria, sustituida por una política "desde arriba" donde la polémica, la construción política colectiva y el respeto a la singularidad revolucionaria está totalmente finiquitada
Ni hablar de la corrupción y la burocracia, donde se repiten los personajes cada vez mas rechazados por cualquier vía pero encumbrados cada vez mas arriba sobre las puntas de las colinas del poder.

Estamos perfectamente claros cuales son los planes del imperio, del sistema colonial con métodos cada vez mas fascistas y violentos. Se trata de destrozar toda forma de resistencia e insurgencia contra el sistema capitalista como tal. Aquí tenemos un reto que es nodal dentro de las luchas mundiales de los pueblos. Si no hablamos y ponemos las cosas en claro, si el grito y la digna rabia que se forja en nuestras almas no se expresa con toda claridad frente a cualquier figura, personaje, institución de poder, tarde o temprano estos malditos van a recuperar su terreno, su hegemonía, su dominio. Que ¡la bendición que es Chávez! como dice la cuña, ojalá así sea, pero que tenga bien en claro
cuales son las condiciones políticas y bien concretas que este pueblo le pone a su bendición. Nadie sustituye a un pueblo en su propio sueño, ni el mismo Chávez. Y cuidado que si no revienta esa rabia para parafrasear a los zapatistas ese SÏ puede ser nuestra propia tumba.

¡Qué viva Palestina!

No hay comentarios: